Nos han llegado al despacho diversas cuestiones sobre, si es legal no aceptar el pago en determinados billetes, refiriéndose obviamente a los billetes de 500€ y, en menor medida, los de 200€. Vamos a intentar aclarar qué es lo que se establece legalmente y cuáles son las posibles excepciones a la misma.

La Ley 46/1998, de 17 de diciembre, en su artículo 3.2 establece que «los billetes y monedas denominados en euros serán los únicos de curso legal en el territorio nacional». Señalando el Banco de España que, dotar a una moneda de curso legal implica que el pago de cualquier deuda no puede ser rechazado cuando se realiza con la expresión física de la misma, es decir, billetes y monedas.

A tenor de lo señalado anteriormente, los establecimientos vendrían obligados a la aceptación de dichos pagos. Sin embargo, el propio regulador, acude al artículo 7.1 del Código Civil que recoge que, «los derechos deberán ejercitarse conforme a las exigencias de la buena fe». Pese a la ambigüedad del artículo, es habitual entender que el cliente deberá procurar el pago con billete proporcional al importe final, es decir, no se presumirá la buena fe cuando, para comprar una barra de pan, se realice el pago con un billete de 500€. Utilizando el mismo argumento, no se les podrá exigir a determinados pequeños comercios que dispongan de cambio tan elevado ya que, en la mayoría de los casos, ni siquiera tendrán esos ingresos diarios.

Así mismo, los consumidores tienen derecho a estar informados de las reglas que rigen el comercio al que acuden, por lo que el habitual cartel de «no disponemos habitualmente de cambio de billetes de 500€ y 200€, consulte previamente disponibilidad», ayudaría a interpretar esa buena fe en el pago.

Hay que señalar que, determinados Reglamentos limitan la cuantía del pago. La Empresa Municipal de Transportes (EMT), por ejemplo, en su Reglamento de Viajeros, artículo 4, señala que los viajeros deberán abonar el importe exacto de la tarifa vigente, aunque la Empresa adoptará las medidas necesarias para la devolución, siempre que el pago del usuario no supere el quíntuplo del precio del billete.

En conclusión, deberá aceptarse cualquier pago que se realice en moneda de curso legal, si bien, debe primar en los mismos la buena fe de las partes, sin olvidar las restricciones de algunos sectores en los que se establecen normas específicas.

¿Es legal no aceptar el pago en determinados billetes? – Bufete Castillo | Despacho de abogados en Madrid