Si en post anteriores hablábamos de la separación, como uno de los asuntos frecuentes a la vuelta de vacaciones, ahora le toca el turno a las reclamaciones por retrasos y cancelaciones de vuelos. Es uno de los casos que más frustración provoca a nuestros clientes, primero, porque están a punto de iniciar unas ansiadas vacaciones y, segundo, porque se enfrentan a una falta de información para hacer valer sus derechos como pasajeros.

Es el Reglamento (CE) 261/2014, sobre los Derechos del Pasajero del Parlamento Europeo, el que establece una serie de medidas que todas las aerolíneas deben cumplir en el caso de incidencias en sus operaciones. Como medida preventiva y, hasta que acuda a su abogado de confianza, le recomendamos que solicite la correspondiente hoja de reclamaciones a la compañía que se trate y, si no la facilita, se utilizarán las de AENA, encargándose éstos de trasladarla a la compañía que no la facilitó. Deberán guardar la copia de la hoja, así como todos los billetes, tickets que sirvan como documento de prueba para posterior justificación.Veamos a continuación algunos de los derechos que le asisten.

En el caso de retrasos, entendiendo por éstos a tenor de lo establecido en la Jurisprudencia de Tribunal de Justicia de la Unión Europea, no solo la hora de salida prevista, sino también la hora de llegada al destino final, situación importante sobre todo en el caso de vuelos combinados, la compañía estará obligada a informar de los derechos de asistencia y compensación, ofreciendo comida, transporte y alojamiento (caso de que se produzca en horario nocturno), siempre y cuando el retraso no supere:

  • Las 2 horas o más para vuelos de 1.500 km o inferior
  • Las 3 horas o más para vuelos largos dentro de la UE, o entre 1.500 – 3.500 km
  • Las 4 horas o más para vuelos de más de 3.500 km

En el caso de que el retraso sea superior a 5 horas y el pasajero decide no viajar, tendrá derecho a obtener el reembolso íntegro del billete en el plazo máximo de 7 días. Si solo afecta al vuelo de regreso, el reembolso corresponderá a éste.

En el supuesto de llegada en tiempo superior a al destino final en 3 horas o más, tendrá derecho a una indemnización en los mismos términos que si se hubiera producido una cancelación del vuelo.

En el caso de cancelación, entendiendo por esta la que se produce hasta con 14 días de antelación a la salida, siendo por causas imputables a la compañía y no ofrezca alternativa, deberá reembolsar el billete y una compensación de hasta 600€.  El TJUE interpretó que cabe indemnización aun cuando se deba a problemas técnicos, ya que corresponde al transportista la prevención y solución con anterioridad, garantizando el funcionamiento de su flota.

Compensación por pérdida de equipaje. El límite de responsabilidad se fija en aproximadamente 1.150€ por pasajero, salvo que se haya realizado declaración especial del valor de la entrega del equipaje.

Compensación por retraso en equipaje. Si la maleta no aparece hasta los 2-3 días siguientes, tendrá derecho al reembolso de los gastos que le haya podido ocasionar (compra de ropa, enseres personales), adjuntando facturas de compra al presentar la reclamación.

Por último, recordar que en el caso de que haya sido contratado a través de una agencia o mayorista, existirá responsabilidad solidaria de las mismas, al ser una obligación de resultado final de viaje, no limitándose al cobro y gestión.

Retrasos y cancelaciones de vuelos – Bufete Castillo | Despacho de abogados en Madrid